Plaza Redonda

 

La vivienda se sitúa en la emblemática Plaza Rendonda de Valencia, configurando parte de su curvada fachada de persianas alicantinas y balcones de forja.

El proyecto se desarrolló en colaboración con Svetlana Ragozina,  propietaria y arquitecta del inmueble. Junto a ella, buscamos soluciones donde las zonas de día se encuentren relacionadas con la amplitud visual de la plaza y las de noche y aseo, con las calles estrechas del casco antiguo. Intentando siempre que la luz bañe la mayor parte de la casa, resultando finalmente una vivienda súper luminosa y llena de vida.

Los materiales utilizados tratan de poner en valor la arquitectura y estructura antigua de la casa, evitando utilizar falsos techos y pasando a dejar vistas las instalaciones que comúnmente se esconden tras ellos.