Piscina en Alzira

          El encargo consistía en la reforma de una antigua balsa de riego situada en una casa de campo en la Murta, paraje perteneciente al término municipal de la ciudad de Alzira, muy conocido en la zona por sus altísima riqueza medioambiental y paisajística.

Se trataba de dotar de un mejor acceso a la piscina, de vestir sus paramentos interiores y de ampliar el espacio que la rodeaba, para poder aprovechar así mejor las horas veraniegas de sol.

La intervención tiene como intención dialogar de la mejor manera posible con el precioso bosque que la rodea. Para ello el encuentro entre el pavimento duro de la zona que rodea y la piscina se realizará con una canaleta, rellena de piedras que propician una mejor transición entre el espacio construido y el entorno virgen. Se utilizará también un verde azulado en el revestimiento del interior de la piscina  y un gris similar al de las piedras calizas que la rodean en el pavimento. Entrando de esta manera en harmonía con el espacio en el que se inscribe.