Reforma parque en Manises

          El parque General Gutierrez Mellado se sitúa junto al barranco del “Salt de l’Aigua”, al este del término municipal de Manises, en el denominado barrio de El Carmen. El escaso y mal uso que el vecindario hace sobre él, empuja al ayuntamiento de Manises a proponer una reforma con nuevos equipamientos y una aproximación peatonal y visual más permeable.

Nuestra propuesta nace de la necesidad de vincular los dos espacios que configuran el parque separados por un desnivel de 2,5m de altura, completamente desconexos tanto a nivel funcional como perceptivo. El nexo de unión entre un nivel y el otro se entenderá como una de las claves del proyecto. Para conformar el talud se dispondrá de una serie de planos triangulares consecutivos desplegados en diferentes direcciones e inclinaciones. Esta idea de superficies de triángulos se traslada al resto del parque, construyendo así por ejemplo la pista de skate, la valla o  los bancos, cohesionando estéticamente todo el conjunto. 

Entre estos planos triangulados discurrirá una generosa rampa, focalizada visualmente hacia el barranco, facilitando la permeabilidad entre el espacio más urbano y el interior del parque.

La parte superior del parque, más cercana a la vida urbana, se plantea como zona de reunión, actuando casi como un embudo que lleva al peatón a la zona inferior, donde se sitúan el resto de equipamientos.

La demanda por parte del vecindario de mantener cerrado el parque durante las noches, nos lleva a proponer una valla metálica, visualmente ligera,  vertebrada en triángulos, que dialoga estéticamente por su composición con el talud proyectado.  

Aparecerán en la intervención tres materiales o texturas clave: el hormigón, que en distintas coloraciones e imprimaciones va conformando parte del talud y parte del suelo, el elemento vegetal, que ayuda a aumentar la permeabilidad del terreno formando también parte del talud, y por último el metal, material utilizado principalmente para el mobiliario urbano.

Los árboles del parque actual serán casi todos ellos conservados, densificando en algunas zonas la vegetación existente con nuevas plantaciones de especies autóctonas que aseguren un fácil mantenimiento y abogando por el equilibrio medioambiental del espacio sobre el que se asientan.